16 abr. 2013

P. N. de Baixa Limia - Serra do Xures: 1, 2, 3 montando Vol. 1

Dentro de unas semanas se inaugurará otra de las estaciones ClimaDat, esta vez en Galicia. Se trata de un site combinado formado por dos Parques Naturales en la provincia de Ourense, Baixa Limia – Serra do Xurés y O Invernadeiro.


Construcción del Laboratorio

Una vez escogido el lugar para instalar el laboratorio ClimaDat en el parque natural de Baixa Limia - Serra do Xurés, el equipo ClimaDat se puso manos a la obra para construir un espacio adecuado para albergar los equipos. El laboratorio se encuentra en un lugar privilegiado con vistas al entorno que recoge todas las influencias climáticas de la zona, adyacente a la torre de vigilancia de incendios de Motas e Viso. 


Científicos ClimaDat midiendo el terreno donde se ubicó el laborator

Avance de la construcción del laboratorio ClimaDat en Xurés
Exterior de laboratorio ClimaDat finalizado



  








Sistema de distribución de flujo


Hoy se encuentran en Xurés tres de los científicos del proyecto ClimaDat: Oscar,  Claudia y Roger. Están realizando una labor esencial: montando el sistema de distribución de flujo del gas de muestra, desde su captación en lo alto de la torre en el exterior del laboratorio hasta el corazón de los equipos de medida. Esta distribución permite un análisis de gases adecuado, de alta precisión y en tiempo semi-real (near real time). Principalmente se analizan gases de efecto invernadero de origen metabólico (CO2, N2O y CH4), gases de efecto invernadero de origen antrópico (SF6), monóxido de carbono (CO, relacionado con los frecuentes incendios del entorno) y radón atmosférico, un gas que dará pistas sobre el origen de las masas de aire que llegan a Xurés.

El investigador Roger Curcoll instalando
el sistema de distribución de flujo
Los equipos de medida que utiliza ClimaDat para el estudio del clima, su dinámica y sus posibles variaciones son equipos muy sensibles, que permiten medidas de muy alta precisión, y que han sido "tuneados" por los científicos ClimaDat para poder realizar estas medidas en continuo (algunos obtienen un dato cada segundo, otros, que tardan más en realizar el análisis, cada 20 minutos). Algunos equipos requieren aire seco para obtener una buena medida, por lo que es necesario eliminar previamente la humedad del gas de muestra antes de entrar en el equipo. Para ello se utiliza una nevera a 2ºC que permite una primera condensación del agua contenida en el aire de muestra. Otros equipos requieren un aire todavía más seco, así que se utiliza un criocooler para enfriar el aire hasta -60ºC y eliminar por completo la humedad. Los científicos ClimaDat han diseñado previamente el camino que seguirá el aire antes de entrar en los equipos de medida. Así se consigue que el aire entre en las condiciones de temperatura y humedad requeridas por cada equipo para su correcto análisis y así garantizar datos de gran precisión. A lo largo de este camino, el gas pasa por una serie de válvulas, controladores de flujo y medidores de presión que aseguran que todo sigue el curso adecuado


Parte del sistema de distribución de flujo en instalación

Los datos obtenidos se almacenan en un Network-attached storage (NAS) que servirá para guardar los datos que se obtengan. Un Router permitirá trasmitir diariamente los datos hasta la sede central del proyecto en el Institut Català de Ciències del Clima (IC3), en Barcelona. Estos datos, juntamente a los datos obtenidos en el resto de sites, serán accesibles a toda la comunidad científica y al público en general a través de la web ClimaDat a partir de septiembre de 2013, siguiendo una política de open access.


Sistema de distribución de gases en fase de montaje


En breve podremos ver esta estación de medición del clima operativa y en pleno funcionamiento. Así ClimaDat podrá estudiar el eje climático formado por ambos parques, uno representativo de la Sierra Portuguesa (“Baixa Limia-Serra do Xurés”) y el otro representativo del Macizo Central Ourensano (“O Invernadeiro”). ¡La semana que viene seguiremos contándoos el avance de la instalación! ¡Seguro que notaréis el cambio de aspecto del resultado final!



10 abr. 2013

EL VOLCÁN SUBMARINO DE EL HIERRO, IMAGEN DEL AÑO DE LA NASA

Ayer se eligió la imagen ganadora del concurso “Imagen del año” que organiza anualmente la NASA . Este año la elegida ha sido una fotografía de la erupción volcánica de El Hierro.

Fotografía de la erupción del volcán de La Restinga de El Hierro tomada desde el espacio / NASA

Esta imagen de satélite se tomó el 10 de febrero de 2012 y muestra el lugar donde se produjo la erupción, a unos 5 km mar adentro del pueblo pesquero de La Restinga, al sur de la isla. La mancha de color turquesa brillante indica una alta concentración de material volcánico. Puede distinguirse también una mancha de agua marrón que indica dónde la erupción es más fuerte.


El volcán de La Restinga, del 2011 hasta hoy

La erupción del volcán, que comenzó el pasado 10 de Octubre de 2011 después de un incremento de la actividad sísmica desde julio de 2011, mantuvo en vilo a los habitantes de El Hierro hasta principios de marzo de 2012. También estuvieron atentos los investigadores ClimaDat, ya que la reserva de la biosfera de El Hierro es uno de los ocho sites que forman la red de investigación del clima y del cambio climático ClimaDat.

El volcán de La Restinga disminuyó su actividad, pero cambió la morfología del fondo marino del Sur de la isla. Según un artículo publicado en la revista Geology y llevado a cabo por investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y de la Universidad de Barcelona (GeoMar), el volcán liberó un total de 329 millones de metros cúbicos de materiales volcánicos,  dato que los investigadores identifican como “un volumen muy modesto”. El artículo también muestra que el cono del volcán submarino se quedó a 89 metros de la superficie, desde los 205m de profundidad iniciales.

El IEO realizó doce campañas oceanográficas a bordo del buque Ramón Margalef durante cuatro meses que sirvieron para asesorar al comité científico del Plan Especial de Atención en Emergencias y Protección Civil por Riesgo Volcánico de la Comunidad Autónoma de Canarias (PEVOLCA), órgano gestor de la crisis volcánica de El Hierro. Según palabras del responsable de la investigación, Jesús Rivera, en una nota emitida por el IOE, “Para construir una isla como El Hierro, se precisarían unas 9.000 erupciones similares a esta, espaciadas unos 125 años cada una”. Podría decirse que esta erupción es un pequeño ejemplo de cómo a partir de miles de pequeñas erupciones  se formó la isla de El Hierro.


Nueva alerta sísmica por un aumento de terremotos

Terremotos del 29 al 31 marzo 2013. Fuente: Instituto Geográfico Nacional. / EL PAÍS
El pasado 18 de marzo los habitantes de la isla volvieron a sentir un temblor bajo sus pies. Hubo más de 800 temblores en los días siguientes, llegando a la magnitud de 4,6 el 31 de marzo. Este sería uno de los más importantes desde que empezaran la crisis de seísmos en 2011, que acabó provocando una erupción volcánica. Los herreños se han acostumbrado a vivir entre temblores, ya que a día de hoy aún continúan y el semáforo del PEVOLCA es de color amarillo, cosa que identifica la fase de pre-emergencia, con un incremento de la actividad volcánica con respecto a la normalidad.  A las 4:51h de esta madrugada se ha producido un terremoto de magnitud 2,3 en el oeste de la isla. El histórico de eventos sísmicos puede consultarse aquí en la página web del Instituto Geográfico Nacional


El proyecto VULCANO

Paralelamente, se ha iniciado recientemente la campaña oceanógrafica VULCANO, cuyo objetivo principal es el de evaluar el impacto del evento volcánico submarino de la isla de El Hierro sobre el ecosistema marino, mediante la caracterización físico-química-biológica del medio. El proyecto consta de tres campañas oceanográficas; la primera se inició el pasado 23 de marzo y ha finalizado recientemente, el 6 de abril.
 
Tras finalizar la primera campaña en las inmediaciones del volcán submarino, los investigadores han constatado una anomalía significativa en la temperatura, salinidad, pH, alcalinidad y CO2 , entre otros parámetros medidos sobre el volcán submarino.



Desde ClimaDat seguiremos con atención la evolución de la crisis volcánica de El Hierro. La estación de medida que se ha instalado en la isla permitirá monitorizar las contribuciones instantáneas a la concentración atmosférica de CO2 y CH4 derivadas de posibles erupciones volcánicas futuras. Gracias a los equipos y tecnología instalados, el seguimiento se hará a tiempo casi real, a medida que se vayan produciendo.