22 jul. 2013

LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS HAN DISMINUIDO LA COLONIA REPRODUCTORA DE FLAMENCO EN EL DELTA DE L’EBRE


Dado el escaso número de polluelos que producirá la colonia, se aconseja no realizar el anillamiento de las aves este año

 

Flamencos volando en el Delta de l'Ebre

Este año, la colonia reproductora de flamencos en el delta de l’Ebre es de tan solo 609, un número muy bajo teniendo en cuenta que los últimos años nidificaron entre 2.000 y 3.000 parejas en el delta. Los técnicos del parque natural del Delta de l’Ebre, uno de los sites ClimaDat, apuntan que la causa de este descenso podrían ser las inclemencias del tiempo que se han dado durante la primera mitad de año. Las condiciones meteorológicas de este invierno, con un Enero especialmente ventoso y una primavera con temperaturas relativamente bajas podrían explicar el poco éxito reproductor de este año.
 

 “Esta no es la única vez que se ha reducido la colonia de cría de flamencos en el Delta”, comenta Toni Curcó, técnico del área de conservación e investigación del parque. Desde que el flamenco empezó a reproducirse con éxito en el Delta en el 1993, el número de parejas nidificantes ha ido variando. El flamenco es una especie adaptada a vivir en ambientes fluctuantes, hidrológicamente hablando, y es relativamente frecuente que por causas naturales no se reproduzca cada año. “Este año las causas del descenso de la cría parecen ser meteorológicas, no como el año en el que un hidroavión las asustó”, dice Curcó. No se han observado otros factores que pudieran haber afectado a la colonia de flamencos, por lo que el descenso en la colonia de cría se atribuye seguramente a las condiciones meteorológicas. Curcó explica que “quizás no han encontrado las condiciones adecuadas en el delta y los flamencos se han ido a otros lugares del Mediterráneo, donde coincide que ha habido un año hidrológicamente muy bueno”. Todo esto indica que este mal año no tendrá un efecto negativo sobre la pervivencia del flamenco en el Delta del Ebro a largo plazo. 

En el caso del Delta de l’Ebre, esta ave parece haberse adaptado bien a vivir en las salinas, donde las condiciones químicas y de salinidad del agua son bastante constantes. En nuestras latitudes, en el Norte del Mediterráneo, los flamencos  prácticamente crían durante todo el año, en cambio esto no pasa al Sur del Mediterráneo, donde las condiciones no son tan regulares como en el norte. 


Actualmente el flamenco se ha convertido en una de las especies más emblemáticas del Parque Natural del Delta del Ebro, el único lugar donde se reproduce en Cataluña y una las escasas localidades estables en el Mediterráneo occidental. Hasta el 2013, el flamenco se ha reproducido con éxito en 19 ocasiones y el número de parejas ha ido creciendo de 250 a unas 3.000 parejas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario